miércoles, 28 de enero de 2015

AVES:    LAGUNA DE ROCHA
Ficha Técnica Nº 4
Orden : Passeriformes
Familia : Mimidae
Nombre  Científico: Mimus saturninus
Nombre  Común: Calándria grande o común
Descripción: mide aproximadamente entre 25 cm y 27 cm de largo . El plumaje del pecho es de color pardo grisáceo al igual que su dorso pero de color mas intenso, acompañado de  rayas poco perceptibles.  Las alas son más oscuras con ribetes blancos en algunos ejemplares, así como la cola, mostrando al volar dos distintivas manchas blancas. El vientre y la garganta son blanquecinos, por encima del ojo resalta una línea blanca en forma de ceja.
El pico es largo, delgado y levemente curvo,  adaptado a la captura de insectos.  Las patas son largas, indicando su hábito de caminador. Es difícil diferenciar al macho de la hembra
Hábitad: Es un ave que habita en la mayor parte del territorio argentino, salvo la zona cordillerana, y se puede encontrar en patios, parques, quintas y jardines.
Comportamiento: son aves que aprendieron a convivir en cercanía con el humano, pudiendo ser domesticadas, pero muy agresivas a la hora de defender su nido
Alimentación: estas aves se alimentan fundamentalmente de insectos, pequeños invertebrados y  frutos como las de moras, higos etc.
Reproducción: La reproducción tiene lugar entre primavera y verano. Nidifica a comienzos de primavera, participando tanto el macho como la hembra en la construcción. El nido es cóncavo y profundo, La hembra deposita entre 2 y 5 huevos  por postura; la incubación de los mismos insume unas dos semanas, y es llevada a cabo por la hembra. Los pichones  permanecen en el nido unas dos semanas después de la eclosión, siendo alimentados por sus padres

Canto: del género Mimus, que significa imitar, la calandria es una excelente cantora, con un gorjeo muy agradable y tiene  la capacidad de imitar el canto de otras aves con precisión.

Situación: Representan una población estable y abundante, a veces comprometida por el tordo renegrido que deposita sus huevos en sus nidos, destruyendo parte de los mismos y por consiguiente limitando el número de pichones de calandria